Policía china en cooperación con la empresa Tencent desmanteló hoy 31 de marzo una organización criminal que vendía software de trampas. Las ventas habrían ganado a los criminales alrededor de 76 millones de dólares. 

La operación, denominada "Chicken Drumstick" y que se llevó a cabo en la ciudad de Kunshan, resultó en el cierre del sitio que vendía suscripciones para obtener trampas en juegos como Overwatch y Call of Duty. El precio era de alrededor de $ 10 por día o $ 200 por mes.

Captura de pantalla de la incursión
Imágenes de la operación policial china

La BBC informa que durante el operativo, la policía arrestó a los operadores del sitio y confiscó sus activos por valor de 46 millones de dólares, incluidos varios autos de lujo. Tras la operación, las autoridades chinas estimaron que se trataba de la "fábrica de trampas" más grande del mundo.