Cuando escuchamos hablamos de Trazado de rayos todos pensamos en una tecnología tan avanzada que requiere hardware con especificaciones muy altas para poder gestionar la cantidad de cálculos necesarios. Bueno, alguien logró que funcionara en SNES.

La idea vino a Ben Carter que intentó modificar un cartucho que contenía la demostración de SuperRT. El software en cuestión es de hecho una versión de demostración del motor utilizado en StarFox, precisamente SuperFX. El resultado, aunque espartano, sigue siendo eficaz.

"Quería intentar hacer algo similar al chip Super FX utilizado en títulos como Star Fox, donde SNES maneja de manera excelente los cálculos de sólidos a través de chips de cartucho"