Como muchos de los Apex Legends ellos recordarán, el batalla real di Electronic Arts respawn Entertainment fue lanzado en completo secreto, dejando a los streamers anunciar el juego. Pues parece que esta situación ha permitido que un miembro del equipo de desarrollo posponga el lanzamiento del título, para ser padre.

La noticia vino del ex codificador en línea de Apex, Jon Shiring, quien, el año pasado, fue a Los Ángeles firmar los papeles necesarios para la adopción de su hija. Como la sesión de la corte y el lanzamiento del juego ocurrirían al mismo tiempo, a las 10 am del 4 de febrero de 2020, Shiring entró en pánico. Fue en ese momento que Drew McCoy, el ex productor ejecutivo de Respawn, convenció al equipo de retrasar el lanzamiento del juego para la primera tarde estadounidense.

No hay nada que decir excepto que esta historia representa un rayo de sol dentro de una industria oscurecida de las muchas historias de crujido emitido por innumerables empleados anónimos en los últimos meses.