Las brujas de Salem, el shooter en tercera persona desarrollado por Amazon Game Studios, termina su camino de desarrollo con un ruido sordo. Después del último comunicado de quiebra mayo, el equipo de desarrollo devolvió todo el proyecto a la fase beta, en un intento por salvar la choza y las marionetas que evidentemente no convenció.

Según la publicación publicada en el blog oficial del juego, la decisión se tomó luego de recibir varios comentarios de la comunidad, y que no llevaron - según los desarrolladores - hacia un futuro sostenible para los juegos. Más tarde se confirmó que los jugadores actuales de The Crucible podrán solicitar un rimborso completo tanto en la compra del Paquete del fundador el de cualquier elemento del juego en el título.

Por el momento, el resto del equipo parece haberse trasladado a otros proyectos de Amazon Game Studios, como Nuevo Mundo.