Las políticas de Apple siempre han sido extremadamente cerradas con respecto al software de otras compañías. Toda la lógica del sistema de Apple es vincular al cliente a software y hardware propietarios, e esto también se aplica a los sistemas de juegos en la nube.

Sin embargo, parece que la situación puede cambiar pronto. Business Insider informa que en las últimas semanas el equipo de Xbox responsable del desarrollo del Game Pass y xCloud mantuvieron algunas reuniones para poder introducir su software en el ecosistema de Apple sin romper las reglas. 

El obstáculo a superar no es el más sencillo. Apple mostró recientemente una pequeña apertura, permitiendo en teoría que los servicios de juegos en la nube de Google (Stadia) y Microsoft (precisamente xCloud) aterricen en sus dispositivos móviles. Sin embargo, esto solo puede suceder si los juegos están disponibles en la App Store y los usuarios pueden revisarlos. Condición aparentemente aceptable, pero en realidad muy cara, dado que Apple toma el 30% de cada transacción que se realiza en su tienda. 

La solución de Microsoft a este problema sería crear un software que funcione a través de un navegador, incluido Safari. Esto le permitiría aterrizar en iOS sin verse obligado a ir a la App Store. 

Operación simple entonces, y de las reuniones ya mencionadas parecería mucho optimismo, pero hay que recordar que alguien ya intentó hacer algo similar, y no terminó nada bien. Cuando Epic Games ha intentado liberar las transacciones internas de Fortnite del "impuesto" de Apple, la compañía respondió eliminando el juego de sus dispositivos. El asunto solo se resolverá ante un juez, pero mientras tanto, Fortnite ha perdido a muchos jugadores debido a la prohibición. 

Microsoft parece convencido, sin embargo, y tal vez esta operación pueda romper el aislamiento de los dispositivos de Apple.