Durante el último Ubisoft Delantero celebrada la semana pasada, la editorial francesa presentó varias noticias sobre Inmortales Fenyx Rising, previamente conocido por el público bajo el nombre de Dioses y monstruos. 

Pues parece que el cambio radical de nombre que le hizo Ubisoft al proyecto es fruto de una disputa legal con Monster Energy, como explica el YouTuber Hoeg Law, experto legal en el campo del juego.

Según lo que surgió de la Sitio web de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos, De hecho, Ubisoft había registrado la marca Gods & Monsters en junio de 2019, sin embargo, en enero de este año la compañía de bebidas energéticas habría opuesto al registro, pues estaba convencida de que la similitud entre los nombres de las marcas podía generar confusión en el público y, por tanto, un perjuicio económico para la propia empresa.

En mayo de 2020 Ubisoft tiene respondido a Monster Energy, declinando todas las acusaciones, sin embargo parece que la acción de Monster aún tuvo efecto, dado que en septiembre, como sabemos, el proyecto fue definitivamente renombrado.