Rock of Ages 3: Make & Break es extraño. Muy extraño Realmente muy extraño. Pero es sobre todo un juego de una serie fantástica, desafortunadamente desconocida para la mayoría, que se puede resumir como: dos figuras históricas / mitológicas arrojan piedras. Figuras en sentido literal, porque están en 2D y tomadas de pinturas o ilustraciones y las piedras son rocas gigantes controladas por los jugadores. Para ganar, debes seguir el camino lleno de obstáculos colocados por el enemigo, atravesar la puerta del castillo donde se esconde y luego enrollarlo, todo mientras preparas tus propias defensas para no terminar acostado en nuestro turno.

Rock of Ages 3: Make & Break
Reconstrucción históricamente correcta de la Vía Apia

El primer capítulo, lanzado en 2011, había tomado el concepto de defensa de la torre para declinarlo en un juego inmediato y divertido, pero también profundo y multifacético; todo sazonado por un delirante Estilo Monty Pythonesco"Lo que amplifica aún más lo absurdo del todo. Rock of Ages 2: Bigger & Boulder (2017) había mejorado prácticamente todos los aspectos del primer capítulo, refinando la jugabilidad, introduciendo nuevas defensas y cantos rodados, y agregando nuevos modos de juego.

Rock of Ages 3: Make & Break
Julio César unos minutos antes de ser asesinado por una roca gigante. 44 a. C. Coloreado

Y aquí estamos en Rock of Ages 3: Make & Break, la última parada de este viaje loco. Hay que decir que el segundo ya era un "más de lo mismo", aunque de la mejor manera posible, y lo mismo es cierto para el tercer capítulo. Después de todo, la fórmula y el estilo eran tan únicos que crear algo radicalmente diferente hubiera sido casi imposible, y tal vez ni siquiera deseable. A pesar de esto Make & Break es probablemente el mejor de los tres, tanto por la variedad del juego como por la calidad del mismo.

Rock of Ages 3: Make & Break
¿Quién dijo que necesita ser esférico para rodar?

El modo principal sigue siendo esencialmente idéntico: elija una roca (hay docenas con modelos y estadísticas únicos) y unidades defensivas y atropella al enemigo antes de que te invierta. La campaña también está estructurada de manera similar: esta vez seguimos las desventuras de Elpenore, el compañero más joven de Ulises, mientras exploramos el mundo (estrictamente plano), desbloqueando gradualmente nuevos escenarios y recursos.

hic sunt dracones y otras cosas malas

Campaña un poco apagada en comparación con las anteriores, en parte porque después de dos juegos el sentido del humor "jonesiano" comienza a ser un poco rancio y en parte debido a la elección del protagonista, que a diferencia de Sisyphus y Atlas (protagonistas de los capítulos anterior) no parece tener una agenda precisa y parece estar más a merced de los eventos. Teniendo en cuenta que ha vagado 10 años por mar con Ulises, podría ser una elección adecuada.

Exactamente la expresión que se espera de un chico que morirá cayendo de un techo mientras está borracho

Las peleas de jefes también son algo decepcionantes, tanto por el diseño bastante deslucido como por las arenas ligeramente verticales. Pero los puntos débiles se ven compensados ​​en gran medida por las noticias de Rock of Ages 3: Make & Break, incluida la avalancha, adivina qué implica y las aventuras de Humpty-Dumpty, modo acrobático de precisión que haría que el Papa Francisco también blasfemara.

Rock of Ages 3: Make & Break
Aparte de Dark Souls

Pero Rock of Ages 3: Make & Break no se llama Make & Break por casualidad, de hecho, la novedad más apreciada, así como la más esperada por los fanáticos, es el editor de mapas. Tomó casi 10 años, pero finalmente tenemos un editor de mapas. Simple, no muy diferente de lo que se ve en los juegos de carreras como TrackMania, pero perfectamente funcional. La capacidad de crear escenarios y jugar con los de la comunidad hace que el juego sea mucho más duradero y amortiza los 30 euros del precio de lanzamiento. Precio absolutamente razonable, pero eso podría hacer que la nariz de cualquiera que evalúe la compra de una torre de defensa (técnicamente) con una campaña de 6-7 horas. O 20-30 horas en caso de que desee completar todos los niveles de Humpty-Dumpty.

Rock of Ages 3: Make & Break
La mano de Dios, que en 2020 no tiene nada más importante que hacer que recoger piedras que terminan fuera de la pista

Es difícil hablar de Rock of Ages, porque sin tocarlo directamente es imposible entenderlo. absurdo puro y magnífico, atención al detalle, estilo único y cómo todos estos elementos se complementan y amplifican entre sí. También la banda sonora, compuesta por remezcla de famosas piezas de música clásica, encaja perfectamente con la atmósfera y la jugabilidad. En ciertos momentos hasta el punto de dar la impresión de que está sincronizado con los eventos en la pantalla. También sería una tontería recomendarlo directamente: es tan peculiar que casi por excelencia nunca complacerá a todos. Pero si te encanta el humor exagerado, los juegos de carreras, la defensa de la torre o las piedras, Rock of Ages 3: Make & Break es una compra absolutamente esencial. También existe la posibilidad de jugar en modo multijugador en pantalla dividida, tanto en PC como en consolas. Aquellos que piensan que están interesados ​​pero no quieren invertir 30 euros en el clavo siempre pueden recurrir a los capítulos anteriores, excelentes juegos también, y tener una idea. Rock of Ages es una perla de videojuegos, y este capítulo, aunque no distorsiona la fórmula, no es una excepción.