Te lo diré de inmediato: no me gustan los robots cuando era niño. Por nada. No podría decirte por qué, simplemente no me gusta mirar dibujos animados o buscar un juego temático. Un buen día, prácticamente obligado por uno de mis compañeros de escuela de la época, me obligué a probar Zone of the Enders porque "no parecen el robottoni habitual". Y allí, irremediablemente, dejó mi historia de amor con esta serie de videojuegos (lamentablemente breve). Devoré el primer capítulo una y otra vez, hasta que lo jugué a la máxima dificultad sin morir. Por supuesto, al volver a jugar hace solo unos meses comprendí mejor que en realidad era un producto bastante débil, con una mecánica extremadamente limitada y un diseño de niveles bastante repetitivo. Afortunadamente, después de solo dos años, en el 2003, el mismo amigo me contó el lanzamiento del segundo capítulo. Eso continuó la historia inconclusa de la primera. ¡Y eso inmediatamente me hizo colisionar con los Anubis, némesis de los Jehuty de los que tanto se habla en el primer juego y de los que huyes al final! Perfecto, comprado!

Los reflejos se han mejorado considerablemente

Volvemos dentro del Jehuty

El título se abre inmediatamente presentando al nuevo protagonista y piloto del poderoso Marco orbital Jehuty, Dingo Egret, y de aquí el 2nd Runner del título, es decir, el segundo piloto. Durante las operaciones de excavación en Calisto, encuentra al robot y, debido a un ataque, se encuentra teniendo que pilotarlo para salvarle la vida. Inmediatamente resulta que el ataque es impulsado por la organización militar BAHRAMde que Dingo era parte. Después de una reunión con su ex jefe, Dingo nunca más puede abandonar Jehuty y su objetivo es desmantelar esa organización y derrotar a Anubis. Todo esto obviamente sazonado por una densa red de intrigas y juegos dobles dignos de Hideo Kojima, creador de la serie. El juego es una acción en tercera persona en la que nos comprometemos a destruir las hordas de enemigos que nos atacan durante las distintas secciones.

Algunas escenas de interludio en el juego se realizan a través de estos cuadros, mostrando los dos personajes interactuando

A veces tendremos que enfrentar alguna misión de escolta o protección, pero no será una desviación tan clara del corazón del juego y, al final, siempre nos encontraremos destruyendo hordas y hordas de enemigos. Nuestra principal arma es la espada de los Jehuty, a la que se agregan durante el juego varias armas secundarias totalmente diferentes entre sí y que aportan una cierta capa de profundidad a la lucha. Entre guiones, escudos y contraataques, el sistema de combate del juego no desfigura y permanece siempre extremadamente reactivo, satisfactorio y gratificante para el jugador. Mención de mérito también para los innumerables jefes dentro del juego, todos bien diferenciados y que requieren diferentes estrategias para ser abordados en el mejor de los casos. Los errores casi no se perdonan, e incluso a nivel de dificultad "normal", se requiere una cierta cantidad de concentración y reflejos para evitar tener que reiniciar la pelea desde el principio. La nueva dificultad "muy fácil" en el remasterizado también está ayudando, lo que te permite terminar el juego y permanecer prácticamente ileso.

Tú que jugaste ZOE 2 en PS2: pero ¿te imaginas la primera pelea contra Anubis SIN LENTAMIENTOS? SÍ. CAN'. HACER!

Rápido y frenético como nunca antes

La versión remasterizada para Playstation 4 y PC no agrega nada, en términos de contenido, a la historia: los cambios afectan solo al aspecto técnico del juego. Tengo que jugarlo en Playstation 4 Pro conectado a un Oled 4K HDR y el trabajo de limpieza llevado a cabo por Cygames es realmente un gran valor. la modelos aparecer limpio y moderno así como el animazioni, ya de muy alto nivel por el momento Playstation 2 y que no se desfiguran en absoluto hoy, dando una sensación de velocidad y dinamismo realmente excelente. Todo aderezado con gráficos 4K a 60FPS granítico que siempre mantiene alta la adrenalina. Quién jugó los capítulos en Playstation 2. Recuerdo bien la agonía debida a la ralentización frecuente y conspicua. Bueno, toda el agua pasó finalmente. Lo mismo puede decirse del sector de sonido, bien limpiado.

Todo parece tan borroso ...

El discurso vale un poco menos para las escenas de interludio al estilo anime, que parecen reproducirse en VHS. Borrosas y con el sonido original, mantienen por completo la sensación de 80 / 90 de sus años, que puede no ser un mérito, en este caso es a gusto personal. Para mí, por ejemplo, no me gustaron en absoluto, y descubrí que estaban cohabitando mucho con el resto del juego. Otra buena palabra debe ser gastada para el reflexiones sobre los modeloscompletamente revisado Por supuesto, no todas son rosas y flores. Las explosiones siempre tienen ese efecto / dibujo bidimensional y parece que se ha prestado mucha atención a los modelos de los enemigos, pero uno puede cerrar fácilmente un ojo.

Detente ahí ahora que te lastimé

Podemos ver lo que Dingo ve

La oferta técnica debe agregarse a la oferta técnica Componente VR. Enfatizo inmediatamente que no tengo un PlayStation VR configurado, por dos razones: si tengo que ingresar al mundo de realidad virtual, prefiero hacerlo con un equipo de PC real, pero no sé si alguna vez sucederá porque ... ¡VR me hace sentir mal! Todavía tengo que probarlo de un amigo. Al activar esta opción, la vista del juego cambia, cayendo en el cuerpo de Dingo y pudiendo admirar la cabina del Jehuty. El problema es que la cabina no está realmente a la cabeza del mech sino en el estómago, de hecho, la vista al principio parece un tanto alienante. El frenesí y la velocidad del juego se sacrifican a favor de una cámara estacionaria y un sistema de bloqueo automático que, de hecho, hace su trabajo, pero eso no le hace justicia al juego.

Puedes cambiar el arma secundaria sin detener el juego gracias a un nuevo sistema de control

Lo mismo ocurre con los modelos y explosiones, que de esta manera parecen mucho menos cuidados que la versión tradicional. Sin embargo, no duré mucho, la cinetosis pronto se impuso, lo que me obligó, con gran alegría, a volver a la versión estándar. En resumen, enfrentémoslo todo: Zone of the Enders 2 no es un juego en primera persona, sino una acción en el tercero, y eso es todo. Si quieres comprarlo con el único objetivo de jugarlo completamente en realidad virtual te sugiero que cambies de opinión. Si por el contrario eres viejo entusiasta del trabajo y aún quieres subsidiar la serie, tal vez con la esperanza de ver finalmente un tercer capítulo, o eres totalmente extranjero, pero el diseño del mech y el género te atraen, cómpralo con los ojos cerrados. Finalmente, Zone of the Enders 2 tiene su propia edición definitiva e indispensable, sin ralentizaciones y que finalmente permite una realización del título en los niveles más altos posibles, sin compromiso.

comentarios

respuestas