Después de años de continuas actualizaciones y soporte, el equipo de Minecraft anunció que la próxima actualización con el contenido acuático será la última actualización significativa para la versión de PS3, Xbox, PlayStation Vita y Wii U.

Mojang explicó que la decisión de dejar estas versiones atrás fue dictada por la necesidad de apoyar completamente las plataformas donde juegan la mayoría de los usuarios. Las versiones de última generación solo cuentan 5% de jugadores activos.

El estudio también dijo que los propietarios de Xbox One y Nintendo Switch no recibirán la actualización, pero tendrán que descargar una nueva versión del juego para acceder a ella.