De acuerdo con las últimas noticias en la red, niantic recibió una queja de una nación entera, la del Países Bajos. La razón, como es fácil de imaginar, es la popularidad excesiva de Pokémon GO. Las autoridades nacionales han estado lidiando con un conjunto de problemas inesperados, entre las invasiones de los Kijkduin a los crímenes cometidos contra los jugadores.

El gobierno holandés ha pensado en prohibir el juego de 23: 00 a 7: 00 en la mañana, pero claramente se necesita la colaboración de Niantic para hacerlo. Hasta ahora, los desarrolladores californianos no han dado ninguna respuesta ni han brindado su propia ayuda para resolver estos problemas. Niantic tendrá que comparecer ante un tribunal en La Haya y enfrentar cargos por daños a áreas protegidas y problemas causados ​​a la ciudadanía.

¿Quién va a dispararle? ¿El gobierno holandés o Niantic Labs?

fuente